Deficit cognitivo, Síndrome de Alienación Parental (SAP)


Desde las primeras descripciones de la esquizofrenia, el déficit cognitivo se ha considerado un síntoma cardinal. Este déficit cognitivo no sólo se ha descrito en pacientes esquizofrénicos de larga evolución, sino también en pacientes con un primer episodio psicótico [4-6], pacientes en remisión, pacientes libres de tratamiento neuroléptico e incluso en estudios en sujetos de alto riesgo y en hermanos sanos de pacientes con esquizofrenia.


Síndrome de Alienación Parental (SAP) o el arte que tienen algunos padres de convertir el amor de los hijos en puro odio hacia su ex cónyuge.

Terrible pero cierto, esperemos aquello de NUNCA ES DEMASIADO TARDE...es el llamado Sindrome de Alienacion Parental o SAP.

De los 170 o mas trastornos que existen hoy en dia detectados, estos concretamente que se pasan aun inconcientemente, a otros
que no tienen ninguna culpa me parece demencial. Viva aquello de que PAGAN JUSTOS POR PECADORES, y aun me quedo CORTA.

Creo que todo ha terminado ya.

Por rencor, por deseos de venganza, por puro despecho, muchos padres y madres se autoimponen la misión de convertir a sus hijos en enemigos del ‘contrario’, como si de una batalla se tratasen las separaciones.


Aunque no está oficialmente reconocido por las autoridades sanitarias, el SAP fue establecido en 1985 por el profesor de psiquiatría Richard Gardner, que hablaba del desorden que sufre un niño que denigra e insulta constantemente a su madre o a su padre.

Como todos sabemos, los niños pequeños son perfectamente maleables e indefensos. Son como verdaderas esponjas y si uno de los padres se pasa el día hablándoles mal sobre el otro, al final los niños acabarán convencidos de todo aquello que se les ha inculcado. Las insinuaciones, la siembra de sospechas, las acusaciones e incluso los insultos directos, son expresiones que con frecuencia se pronuncian para que los pequeños las escuchen y que poco a poco van calando en ellos.
Al final, sin más motivo que el mero deseo de venganza del contrario, uno de los progenitores se convierte para sus hijos en un monstruo, en una mala persona, en alguien que ya no merece su cariño y en el destino de su rabia.

Pero puede ocurrir algo incluso peor. Si el miembro de la pareja que decide alienar a esos niños lo hace mediante el silencio, si, de pronto, no se puede mentar el nombre de la madre o padres ausente, si su figura desaparece de la casa, si el progenitor que se haya quedado no se digna a hablar de él y tampoco les deja hacerlo a los hijos… entonces esa persona cae en el más triste de los olvidos y se convierte en un fantasma para sus propios retoños.

El psicólogo Javier Urra, que fue el primer Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, también defiende la existencia de este síndrome que aún muchos quieren negar. Él ha hablado en muchas ocasiones de la desvinculación que sufre un niño que escucha continuamente críticas hacia su padre o su madres, de cómo se convierte en un niño al que no le llama el cariño.

Y es que estos pequeños se convierten en víctimas de las garras de un vampiro afectivo, de una persona que, guiada sólo por la sed de venganza, es capaz de destrozar el futuro emocional de sus propios hijos. Es una conducta patológica que corresponde a personas con grandes dotes de persuasión, poco dadas al diálogo, frías y vengativas.

Lo peligroso es que si nadie se da cuenta de la situación y no se pone remedio, el odio de los hijos puede terminar durando toda la vida, ya que es difícil revertir sentimientos profundos con los que se ha crecido.

Para Gardner el tratamiento consistiría en ‘desprogramar’ al niño y ayudarle a aceptar al padre rechazado. Para conseguirlo, dependiendo del grado de rechazo, sugiere visitas obligatorias y en casos extremos el cambio de custodia y la mudanza del niño a la casa del progenitor odiado.

Elena Borges* es psicóloga clínica

Otro concepto que me interesa guardar y por eso lo anto aqui es lo siguiente:

En psiquiatría, la personalidad premórbida se refiere a los signos o cambios de personalidad que manifiesta un paciente y que pueden mostrar, de forma precoz, la existencia de un trastorno mental. Los rasgos específicos de cada paciente pueden indicar si el trastorno progresará hacia una esquizofrenia, un trastorno bipolar o cualquier otro tipo de enfermedad.

Trackbacks

    Keine Trackbacks

Kommentare

Ansicht der Kommentare: (Linear | Verschachtelt)

    Noch keine Kommentare

Kommentar schreiben


Umschließende Sterne heben ein Wort hervor (*wort*), per _wort_ kann ein Wort unterstrichen werden.
Die angegebene E-Mail-Adresse wird nicht dargestellt, sondern nur für eventuelle Benachrichtigungen verwendet.
Um einen Kommentar hinterlassen zu können, erhalten Sie nach dem Kommentieren eine E-Mail mit Aktivierungslink an ihre angegebene Adresse.

Um maschinelle und automatische Übertragung von Spamkommentaren zu verhindern, bitte die Zeichenfolge im dargestellten Bild in der Eingabemaske eintragen. Nur wenn die Zeichenfolge richtig eingegeben wurde, kann der Kommentar angenommen werden. Bitte beachten Sie, dass Ihr Browser Cookies unterstützen muss, um dieses Verfahren anzuwenden.
CAPTCHA