Trastornos relacionados con el cannabis o la marihuana y trastornos relacionados con cocaína


2016-12-08 18:31


La Cocaína según el DSM-IV

Al igual que con el resto de sustancias, según el Manual DSM IV, debemos dividir los trastornos en dos grupos: los causados por la intoxicación de cocaina y los causados por la abstinencia de la misma.

Intoxicación por cocaina:
- Consumo reciente de cocaina.
- Cambios psicológicos o compartamentales desadaptativos (euforia, alta sociabilidad, hipervigilancia, ansiedad).
- Dos o más de los siguientes signos que aparacen durante o poco tiempo después del consumo:
Taquicardia o bradicardia (descenso de la frecuencia cardiaca).
Dilatación pupilar.
Aumento o disminución de la tensión pupilar.
Sudoración o escalofríos.
Naúseas o vómitos.
Pérdida de peso demostrable.
Agitación o retraso psicomotor.
Debilidad muscular, depresión respiratoria, dolor en el pecho o arritmias cardiacas.
Confusión, crisis, distonías o coma.

Abstinencia de cocaina:
- Interrupción o disminución del consumo prolongado de cocaina.
- Estado de ánimo disfórico y dos, o más, de los siguientes cambios fisiológicos que aparecen pocos días después del último consumo:
Fatiga.
Sueños vividos o desagradables.
Insomnio o hipersomnia.
Aumento del apetito.
Retraso o agitación psicomotores.
Estos síntomas causan un malestar clínicamente significativo o un deterioro laboral, social y de otros aspectos de la vida diaria. Estos síntomas no son explicables por ninguna otra enfermedad.

Trastornos inducidos por cocaina:
Intoxicación por cocaina.
Intoxicación por cocaina con alteraciones perceptivas.
Delirium por intoxicación.
Trastorno psicótico.
Trastorno del estado de ánimo.
Trastorno de ansiedad.
Trastorno de sueño.
Trastorno sexual.



Según un estudio realizado por el Instituto de Ciencia de la Conducta de la Universidad Radbound de Nijmegen (Países Bajos) y publicado en la revista “Addiction Biology”, se encontró que en personas con la variante del gen de la serotonina que aumenta el risgo de padecer depresión, el consumo de cannabis, aumentaba los síntomas depresivos. Por tanto, el consumo de cannabis no sólo aumenta el riesgo de sufrir esquizofrenia y psicosis, sino que también aumenta el riesgo de sufrir depresión. No cabe hablar de que la depresión conduce al consumo de cannabis, ya que tal y como fue realizado el estudio, mediante un diseño longitudinal a lo largo de 5 años, tomando medidas anualmente sobre una muestra de adolescentes que pertenecían a 428 familias.
Esta relación entre consumo de cannabis y depresión, no se había encontrado antes debido a que tal y como indica el investigador Roy Otten, del Behavioural Science Institute de la Radboud University Nijmegen, no se había una población de personas ya vulnerables genéticamente a la depresión.
“El efecto es fuerte. Permanece, incluso si se tiene en cuenta otros aspectos como consumo de tabaco, alcohol, su nivel cultural, personalidad o nivel socioeconómico”, explica el investigador.
“Aunque el efecto inmediato del cannabis puede ser agradable, a largo plazo el consumo de cannabis lleva a un aumento de los síntomas depresivos en los adolescentes que son vulnerables genéticamente a la depresión”, concluye.
Hay que indicar que la depresión endógena o melancólica, es decir, aquella que no parece precipitada por factores ambientales o conductuales, represeta un subtipo del trastorno depresivo mayor, siendo más grave y crónica, representando el 11% de los casos diagnósticados de depresión según datos de la OMS. A pesar de ello sólo el 13% de los pacientes con depresión recibe tratamiento psicológico frente al 40% que recibe tratamiento farmacológico y el resto no recibe tratamiento. Por tanto, se aplica y estudia un tratamiento que sólo tiene sentido aplicar en una minoría de casos.

Trackbacks

    Keine Trackbacks

Kommentare

Ansicht der Kommentare: (Linear | Verschachtelt)

    Noch keine Kommentare

Kommentar schreiben


Umschließende Sterne heben ein Wort hervor (*wort*), per _wort_ kann ein Wort unterstrichen werden.
Die angegebene E-Mail-Adresse wird nicht dargestellt, sondern nur für eventuelle Benachrichtigungen verwendet.
Um einen Kommentar hinterlassen zu können, erhalten Sie nach dem Kommentieren eine E-Mail mit Aktivierungslink an ihre angegebene Adresse.

Um maschinelle und automatische Übertragung von Spamkommentaren zu verhindern, bitte die Zeichenfolge im dargestellten Bild in der Eingabemaske eintragen. Nur wenn die Zeichenfolge richtig eingegeben wurde, kann der Kommentar angenommen werden. Bitte beachten Sie, dass Ihr Browser Cookies unterstützen muss, um dieses Verfahren anzuwenden.
CAPTCHA