(1982) "Pasiones en Kenia" del novelista James Fox.


2009-03-11 11:02

Después del Kilimanjaro (5.895 m.) en la frontera con Tanzania, el Monte Kenia es el segundo pico más alto de Àfrica, mide 5.200 metros. Las 3 cumbres más altas son Batian (5.199 m), Nelion (5.188 m) y Lenana (4.985 m).


El Monte Kenia, da nombre al país.


"Por las valles de las Altas Laderas Blancas, corrían riachuelos, en los bosques crecían higueras silvestres (sagradas para los Kikuyu) y olivos; el aire era deliciosamente tonificante y producía un éxtasis de bienestar; la calidad de la luz resultaba impresionante. También se percibían aromas, el indefinible olor del polvo rojo picante y el acre humo de madera que no deja nunca de evocar la más profunda nostalgia" Pág. 20


En estas alturas, el talante de los ricos colonos quedó francamente afectado. El calor era insoportable en las estaciónes altas, y multitud de enfermedades asaltaron a los animales domésticos y miles de cabezas de ovejas, vacas y cerdos murieron al principio. Las primeras cosechas quedaron devastadas. El fuerte alcohol que tomaban a todas horas, como el jerez con la sopa, combinados múltiples y destilados autóctonos, en conjunto, la mala salud terminó afectandoles a todos y la mayoria murieron prematuramente alcohólicos y 2 se suicidaron.

James Fox, es actor también, su madre actriz y su padre el agente. Con formación teatral en Londres James Fox ha participado en numerosas películas como Charlie y la fábrica de chocolate, Anna Karenina, Lo que queda del dia, Independence day, Los viajes de Gulliver, La casa Rusia, Juego de patriotas, etc. Pero como llega el actor londinense a convertirse en escritor? Escribir un libro no es ninguna tarea fácil, ni que sea sobre la nobleza británica, francesa, alemana, europea, de millonarios y aristócratas que se instaló en Kenia, a conquistar casi, a colonizar ese país en Àfrica central al este, completamente virgen a la que sólo 4 viajeros o cazadores u árabes en busca de esclavos habian aterrizado antes. No, esos colonos, condes, militares que aproximadamente desde el 1800 y pico, hasta el 1912 que empiezan a desallorarse los sucesos, hasta 1941, que se cometió el triste asesinato, hacia la persona de Josslyn Hay, vigésimo segundo conde de Erroll, nacido en 1901, que apareció dentro de su coche con un balazo de oreja a oreja, hasta los anos 70 y 80, cuando ya todo quedó por fín bien aclarado, hay mil lagunas de hechos, amores, infidelidades sobretodo, cacerias a caballo, safaris, explotaciones agrícolas y ganaderas, cafetales, la construcción del propio ferrocarril que terminó en 1901... vivencias con los masai y los Kikuyu nativos que como es de suponer se sometieron al dinero y a la esclavitud de los blancos, además del trágico asesinato o accidente, o lo que fuera.

Evidentemente mucho material tanto para la mente inquieta de James Fox y sobretodo la de su colega y motor del seguimiento del asesinato. Un notable hombre de letras, Cyril Connolly un columnista de gran prestigio en la prensa inglesa que se obsesionó por este caso, fascinado, como quedamos todos al leer el libro. Èl logró por su cuenta, con arduas, extensísimas investigaciones y miles anotaciones desde el ano 41 hasta el fin de sus dias. Pero desveló al autor del crimen que durante el juicio del mismo ano en Nairobi, contra Sir John Henry Delves Broughton, en la capital no llegó a ser condenado. Aunque es James Fox quién escribe el libro, ya que Cyril Connolly murió en 1974. El destino quiso además que ese personaje que habia llevado de cabeza a Connolly y a Fox durante más de 30 anos anos, ya no viviera, cuando James Fox descubrió su secreto y la verdad de lo que pasó aquella noche y madrugada del 24 de enero, en que moria uno de los hombres más atractivos y carismáticos que pisó Kenia, fundador y alma, con su primera mujer Idina, del fabuloso lugar que decidieron llamar Valle feliz, o Happy Valley, en el exuberante entorno de las praderas y lagos de White Highlands. Así se pudo publicar esta historia llena de pasiones.

Estatua del presidente de Kenia que gobernó durante el periodo de los sucesos, Jomo Kenyatta. Al fondo Edificio del Parlamento Nacional. Hasta el ano 1963 Kenia no conseguiría su independencia de Inglaterra. Es de suponer que hasta ese momento, Kenia fue un país sometido a toda la explotación que no repercutía en el país sino el el bolsillo de los terratenientes europeos, y que cualquier ley se decretaba desde Londres. Además Happy Valley o la casa que en sus extensiones los ingleses inauguraron como el Club de Campo Muthaiga era de uso exclusivo colonial, sólo para millonarios.

Los indios les construyeron las casas, y los muebles. Los nativos trabajaban las tierras por 8 libras y el terrateniente se quedaba el resto hasta 20. El ganado era conducido por los nativos, luego, basicamente trabajaban de criados. En una sola casa particular podian servir hasta 100 criados. habia uno para cada actividad. Uno para guardar los perros, otros para el jardín, otro para los coches, otro se ocupaba de los caballos, otros limpiaban las habitaciones, otros barrian el suelo una y otra vez, y los cocineros, y los camareros, y los que estaban labrando las tierras, miles de hectáreas que se habian comprado. Las casas eran enormes de mármol, maderas finas, bambú, y miles de flores frescas decoraban cada rincón, para albergan a veces a decenas de invitados, ya que los terratenientes aparte de dirigir sus negocios, se dedicaban exclusivamente a organizar fiestas cada dia y emborracharse hasta la madrugada o durante varios dias seguidos. Siempre vestidos de máxima etiqueta, a cualquier hora, siempre estaban impecables. Y sino paseaban horas y horas a pie o a caballo, por los jardines naturales que era lo más hermoso. La calma era tan absoluta como inquietante. Los variadísimos perfumes de las plantas irresistibles, el cielo purísimo, el agua manaba en abundancia....



Pero todo este escenario, resumió y absorbió sus riquezas, y el ideal. Eternidad, perfecta harmonia entre cuerpo y alma, les subyugó totalmente, sí, pero el resultado fue nefasto y negativamente sucumbieron. De tal manera que la mayoria de los lores ingleses en vez de guardar ese bienestar para su vejez, con el dinero que les sobraba para mantenerse ahí 100 anos y más, con posesiones y rentas que les enviaban desde Europa, podian haber envejecido y ser enterrados en el Monte Kenia tranquilamente, pero muy pocos lo lograron. Un hecho muy curioso y clarificador es que en Happy Valley, nunca vivieron ninos. Y si nacia alguno los enviaban de vuelta a Inglaterra, hasta que ya eran adolescentes, como Juanita Carberry, que ya tenia 15 anos en el ano 1941, cuando vivia en Kenia.

Pareció ser que en 1941 la vida no sólo terminó para Joss Hay, sinó para todos los que allí estaban. Idina Errol, Fréderic de Janzé y Alice de Janzé, la más protagonista de todos, , o para Michael Lafone, John Carberry, June Carberry, Jack Soames y Nina Soames, Molly, segunda esposa de Erroll, Vera, primera esposa de Sir Broughton, Patricia Bowles, Hugh Dickinson, y Diana Broughton, amante de Erroll y tercera y última esposa de Sir Broughton, Lady Gladys Delamere, alcaldesa de Nairobi, entre otros muchos.
Cualquiera de ellos puedo matar al conde Josslyn Hay Erroll. Ellas fueron sus amantes y/o esposas, ellos los amigos y también los celosos maridos.

https://youtu.be/GSOKshd0oAc


La novela es maravillosa. Se demuestra como seres humanos, educados en las mejores escuelas, caballeros unos, exquisitos otros, sabias, poderosas, rápidas mentes, y todos tal vez sea este el problema, exageradamente ricos, pudieron perder la cabeza y la vida por unos celos. Por no nombrar a los que aún azotaban a los sirvientes cuando hacian algo mal, o los insultos que al paso recibian los africanos siempre despectivamente. Por suerte los nativos eran muy pacientes y pacíficos y la resolución del crimen es magnífica, hubo un proceso judicial muy pobre y la policia perdió muchos datos, pruebas básicas del interior del vehículo, ya que se sacó el cuerpo antes de ser extraidas las huellas. Pero al final se descubre lo que ocurrió.
Citar que naturalmente estos aristócratas tenian su propio manual de la educación, y por ejemplo en 1912, Lord Cranworth escribía:
"Cuando tomamos posesión de un territorio solemos otorgarle ciertos beneficios. Llevamos la paz adonde habia guerra, la justicia adonde dominaba la injusticia, y el cristianismo adonde reinaba el paganismo. (Que los indígenas lo vean así ya es otra cuestión) Me temo que todavía no aprecian las ventajas."
!!!Irónicos los británicos!!!





Se retrata muy bien y en el fondo con carino a todos los personajes, transmitiendo tras sus pasos externos, su mundo interno regido basicamente por la soledad y la insatisfacción, por extrano que parezca. Eran todos y de hecho, la mayoria, unos déspotas con los africanos, y como se explica los beneficios jamás eran repercutidos en la tierra, sino en otras celebraciones, más ropa, joyas y perlas nuevas y nuevas y más lujosas casas y jardines más exóticos y caprichosos. Entre ellos mismos, unos reales villanos, que culminó con el asesinato del conde Erroll, con 39 anos, un mal bicho decían pero así eran ellos. Caras de ángeles, pero diablos vestidos en pieles de corderos. El lujo que se derrochó en aquellas tierras fue tanto que casi todos se arruinaron, dilapidando en pocos anos auténticas fortunas sólo en fiestas y alucinógenos. Ellos comentaban que era el aire de las alturas. Como un chiste.

Vista exterior desde el maravilloso Club Muthaiga
en Kenia donde trascurrieron todos los hechos itados.

Para los amantes de la novela existe un film del 1987 que dirige Michael Radford. y que protagonizan.... Greta Scacchi, Charles Dance, Joss Ackland, Sarah Miles, Geraldine Chaplin, John Hurt, Ray McAnally, Murray Head, Trevor Howard, Susan Fleetwood, Catherine Neilson, Hugh Grant, Alan Dobie, Gregor Fisher, Jacqueline Pearce

Trackbacks

    Keine Trackbacks

Kommentare

Ansicht der Kommentare: (Linear | Verschachtelt)

    Noch keine Kommentare

Kommentar schreiben


Umschließende Sterne heben ein Wort hervor (*wort*), per _wort_ kann ein Wort unterstrichen werden.
Die angegebene E-Mail-Adresse wird nicht dargestellt, sondern nur für eventuelle Benachrichtigungen verwendet.
Um einen Kommentar hinterlassen zu können, erhalten Sie nach dem Kommentieren eine E-Mail mit Aktivierungslink an ihre angegebene Adresse.

Um maschinelle und automatische Übertragung von Spamkommentaren zu verhindern, bitte die Zeichenfolge im dargestellten Bild in der Eingabemaske eintragen. Nur wenn die Zeichenfolge richtig eingegeben wurde, kann der Kommentar angenommen werden. Bitte beachten Sie, dass Ihr Browser Cookies unterstützen muss, um dieses Verfahren anzuwenden.
CAPTCHA

 
Kommentare werden erst nach redaktioneller Prüfung freigeschaltet!