(1986) "El médico" escrito por Noah Gordon.

Martes, 3 de diciembre del 2019


8-2-2012


Relato épico histórico, a semejanza del libro de Ken Follet, "Los pilares de la tierra", "El médico" es otro viaje a la Edad media, a Persia concretamente, y exactamente al mundo de la medicina.
El protagonista, Rob J. Cole va pasando por distintas etapas que no va a desperdiciar. Èl tiene una precaria educación , aunque tampoco está a ras de suelo en la sociedad. Es barbero, pero su privilegio en esta vida serán sus dones para curar, para conocer, sentir y transmitir sus ideas y sentidos al prójimo, y al cuerpo humano, ese será su destino, convertirse en un auténtico médico, pero atención !en la Edad Media! donde no se conocia más que el poder de las hierbas curativas y de hecho no existian los médicos, más allá de los que se dedicaban a la pura brujeria o sino los más sensatos, eran los que se dedicaban a observar los cambios que acontecian en la salud de hombres y mujeres...de bebés, ninos y ancianos. Las enfermedades apenas tenían nombre y las operaciones eran naturalmente a cuerpo abierto, sin anestesia ni calmantes, ni antibióticos, en fin, la mortandad era mucho más elevada que la natalidad. Un universo desconocido y alucinante por verídico que sólo puede aprenderse en los libros, gracias al poder de la mente de cada uno, imaginación y fantasia no son nada respecto a la historia de nuestra dramática civilización que ha ido aprendiendo a base de golpes y más golpes y así y todo, no hemos aprendido apenas nada de este pasado.
La fascinación por este libro, para mi es la siguiente, parece realmente que haya sido escrito por alguién de aquella época, tan reales son las situaciones, tan buenas las descripciones y bueno, que se te ponen los pelos de punta cuando Rob va a realizar su primera incisión cerebral, por ejemplo, parece pura realidad. Un 10 para este escritor judio-norteamericano, Noah Gordon, poseedor de varios premios y reconocimientos internacionales.

En 2013 existe el largometraje de Philipp Stölzl, que protagonizaron Tom Payne, Emma Rigby, Stellan Skarsgard y Ben Kingsley.

(2013) "El médico" dirigida por Philipp Stölzl

Martes, 3 de diciembre del 2019


15-2-2016

Es la adaptación del best-seller de Noah Gordon y de su novela más conocida, inicio de la trilogía que completa con El chamán y La Doctora Cole. La película es una producción europea, pero tiene ese regusto de cine hollywoodiense de hace unos años. Además, cuenta con nombres tan conocidos como los de Stellan Skarsgard, Ben Kingsley y Olivier Martinez, de origen francés y con el protagonista de la cinta, Tom Payne.



Reparto además con, Emma Rigby, Michael Jibson, Elyas M'Barek, Makram Khoury, Dominique Moore, Fahri Yardim...

(2003) "Casa de arena y niebla" de Vadim Perelman.

Martes, 3 de diciembre del 2019


9-3-2008

Duelo entre 2 personas y 2 culturas, 2 mentalidades, y 2 objetivos iguales, la búsqueda del hogar. Ben Kingsley y Jennifer Connelly.

Seres arrastrados a tomar medidas desesperadas para apropiarse de una casa. Emotiva y consecuentes hasta que uno de los 2 venza.

Y s trata sólo de un pequeño bungalow.... en el norte de California, pero para Kathy Nicolo, es el último vestigio de esperanza en una vida que casi pierde por su adicción a las drogas y consecuente depresión y olvido de pagar los alquileres. Un dia le llega una carta, es una notificación de desahucio y es obligada a desalojar la propiedad y Kathy se queda en la calle, incapaz de impedir que la casa sea subastada por una fracción de su valor real.

El nuevo dueño, es un maduro hombre, Massoud Amir Behrani, y ve la casa como la consecución del sueño americano que lleva persiguiendo desde que salió de Irán con toda su familia años atrás. Antiguo coronel de las Fuerzas Aéreas Iraníes, Behrani se ha visto obligado a trabajar en empleos muy modestos para poder mantener las apariencias. Ahora ha invertido hasta el último céntimo de sus ahorros en la compra de la casa que, por fin, devolverá a su familia la prosperidad que vivieron en el pasado.

A medida que la batalla entre Kathy y Behrani por la casa se va encrudeciendo, Kathy encuentra un inesperado aliado en el funcionario que viene a desalojarla, el ayudante del sheriff Lester Burdon, que se convierte en un peligroso devoto de su causa. En medio del huracán están atrapados la esposa de Behrani, Nadi, y su hijo, Esmail. Lo que empieza como un conflicto sobre un pequeño y destartalado bungalow, degenera en un choque de culturas que acabará afectando de manera irreversible a todos los involucrados.

De Brad Anderson, "Transsiberian" (2008)

Martes, 3 de diciembre del 2019


19-3-2016

Emily Mortimer, Woody Harrelson, una pareja de viaje, van desde China a Moscú. Están tranquilos, felices y dispuestos a vivir la aventura plenamente hasta que conocen a otra parejita pero no tan ángeles como parecen. Son los actores Eduardo Noriega y Kate Mara Posteriormente aparecen, Ben Kingsley y Thomas Kretschmann otra pareja pero de policias super estrictos rusos, encargados de resolver el crímen, el crimen que surge cuando Carlos intenta ligar con la pasajera a la que le sobreviene una especie de crisis emocional mientras el marido se haya ausente.... Además con, Colin Stinton, Etienne Chicot, Mac McDonald. Remake de "Pánico en el Transiberiano". Tiene momentos de intriga, y emoción, se mezcla el tráfico de drogas a la que la policia rusa no dará cuartel....

(2010) "Príncipe de Persia, las arenas del tiempo" de Mike Newell

Martes, 3 de diciembre del 2019


29-9-2012



El argumento de ‘Prince of Persia: The sands of time’ (El Príncipe de Persia: Las arenas del tiempo) nos presenta al hijo del Rey Sharaman, el Príncipe de Persia, derrotando al todopoderoso Maharajá de la India en una portentosa batalla. Tras la victoria llegó el saqueo de sus posesiones. Y entre ellas se llevaron un par de objetos misteriosos: una daga y un reloj de arena. Además de ello, capturaron a la bella hija del Maharajá. Un traidor del reino del Maharahá, y que ayudó al Príncipe en su conquista, engaña a éste para que rompa el misterioso reloj de arena. Desde ese momento se desatarán las temidas “arenas del tiempo”. Y la aventura comenzará. La película está basada en el videojuego ‘El Príncipe de Persia: Las arenas del tiempo’, uno de los que marcó el resurgimiento de la saga de todo un clásico del inicio del ocio informático en los años ochenta.

Jake Gyllenhaal, Gemma Arterton, Gísli Örn Gardarsson, Ben Kingsley y Alfred Molina


Confieso no haber jugado nunca al Prince of Persia, aunque lo intenté. Así que no puedo juzgar la bondad o desacierto de esta adaptación del videojuego al cine. Que los grandes estudios americanos tengan que buscar inspiración o directamente los argumentos en cualquier otro medio sería objeto de un libro entero.

Prince of Persia, las arenas del tiempo es un espectáculo y como tal hay que juzgarlo, sin más intención que la de pasar el rato. Lo que sí incluye es un detalle interesante en mi opinión, la presencia cada vez más notoria del productor Jerry Bruckheimer al frente de esta clase de filmes.

Bruckheimer está recuperando la figura del gran productor de la edad de oro de Hollywood, cuando las películas se “vendían” por su productor y no por su director. Bruckheimer, autor de estimables series televisivas –la franquicia C.S.I., por ejemplo, ha conseguido un hueco en ese extraño olimpo de los productores con sello personal.

Por lo demás, Prince de Persia es un revuelto de géneros con un hilo común: que no decaiga la atención ni un momento. La película arranca con un momento Aladdin, de persecuciones y mercados y tiene todos los ingredientes del videojuego y de las mejores cintas de Disney.

El protagonista vuela de plataforma en plataforma, los momentos íntimos con la princesa son breves, los malos son muy malos, no hay alardes de sangre y horror, los compañeros del héroe son muy graciosos. Hay espacio para una música arábigo/persa con todos los tópicos que se le suponen al sonido “oriental” y también para los animales y para el desierto.

Y, por supuesto, los efectos especiales. Nada distingue ya la realidad que vemos en la pantalla con la auténtica. Empiezo a pensar que los actores son extraordinarios, capaces de creerse, rodeados de verde, que están luchando contra la arena o las más venenosas serpientes. Menos mal que los besos, de momento, siguen siendo de verdad.